aden + anais: sus comienzos y mucho más


de la mesa de cocina de una mamá al mundo entero
RAEGAN MOYA-JONES, COFUNDADORA DE ADEN + ANAIS

Image title



La noticia de que estábamos esperando nuestra primera hija, Anais (pronunciado a-nei), nos pilló a mi marido y a mí viviendo y trabajando en Nueva York. Al igual que muchas madres primerizas, no tenía ni idea del viaje en el que estaba a punto de embarcarme.



Tras el nacimiento de Anais, removí cielo y tierra por todo Estados Unidos para encontrar las mantas arrullo de muselina tan esenciales en mi infancia en Australia. Las mamás australianas, incluidas mi madre y mi abuela, han arrullado a sus bebés con muselina de algodón durante siglos y mi intención era continuar con la tradición. Cuando vi que la suerte no me acompañaba, me remangué y me puse manos a la obra para crear las primeras mantas arrullo de muselina de algodón disponibles en Estados Unidos. En 2006, nació oficialmente la marca aden + anais.



La marca, que debe su nombre a mi hija, Anais, y al hijo de mi exsocia, Aden, empezó a tener éxito mucho más rápido de lo que jamás hubiera imaginado. Nuestra primera tienda en Nueva York fue la primera señal de que, como quien dice, nos había tocado el premio gordo. A los pocos días de recibir las mantas arrullo, Felina, de The Upper Breast Side, ya había agotado todas sus existencias y me llamaba para decirme: «¡Agárrate con estas mantas que vienen curvas!». 



Siempre he sido una fiel seguidora de una cita de John Burroughs: «Salta y la red aparecerá». Esto fue especialmente cierto en los comienzos de aden + anais, cuando vendía arrullos en el maletero de un taxi en Nueva York. Durante los primeros tres años de vida de aden + anais, seguí con mi trabajo a jornada completa en The Economist a la vez que me ocupaba de mi familia y dirigía aden + anais desde la mesa de mi cocina hasta altas horas de la madrugada. 



Image title
«Poner en marcha aden + anais fue un auténtico acto de amor. Dormir quedó relegado a un segundo plano para encargarme de la empresa y cuidar de mi familia».


Poner en marcha aden + anais fue un auténtico acto de amor. Dormir quedó relegado a un segundo plano para encargarme de la empresa y cuidar de mi familia. Un día cualquiera consistía en levantarme a las 6:30 con mis hijas, ir a trabajar a The Economist sobre las 9:00 y volver a casa del trabajo para disfrutar de un rato en familia de 18:00 a 20:30. A partir de ese momento y hasta las tres o las cuatro de la mañana, me dedicaba día tras día a crear aden + anais.  



Desde entonces, aden + anais se ha trasladado desde la mesa de mi cocina en nuestro piso del Upper West Side a nuestra sede en Brooklyn, en el barrio de DUMBO. La belleza de los muelles de Brooklyn me conquistó y decidí criar a mis hijas en ese mismo barrio. Como madre, me encanta la comodidad de trabajar a solo un par de manzanas de casa. Cuando estoy en la oficina, mi familia siempre está cerca. 



Ni en sueños podría haberme imaginado que la marca crecería tanto desde entonces. aden + anais se compone en la actualidad de un equipo de unos 80 empleados distribuidos mundialmente en cuatro oficinas situadas en Brooklyn, Sídney, Tokio y Londres. La marca aden + anais se comercializa en 63 países de todo el mundo y nuestras colecciones de productos se han ampliado para incluir baberos, productos para el cuidado de la piel, canastillas y mucho más. 



Estoy entusiasmada por el futuro de aden + anais y convencida de que seguiremos revolucionando la industria para bebés con nuestros productos innovadores, nuestra marca genuina y un equipo de personas a las que les importan mucho todos y cada uno de nuestros clientes. Me quedaría corta si dijera que esta aventura ha sido simplemente un torbellino. Estoy muy emocionada de poder compartir nuestro viaje con vosotros mientras aden + anais continúa creciendo. 



cargando
cargando
Image title

envío gratis

Envío gratis para todos los pedidos de clientes superiores a 75 £/75 €
en Europa. Si deseas obtener más información,
visita envíos y devoluciones.